sábado, 25 de marzo de 2017

Un simple escrito más.

Hace un año, una de las cosas que más anhelaba era poder salir de mi casa y vivir sola, o al menos con amigos, el punto era ya no vivir con mis padres/hermanos. No es que no los quisiera o ellos a mi, pero de cierto modo estaba muy aburrida de la vida tan rutinaria que tenía y el motivo era ese, cambiar mi vida, mi entorno etc.
Ahora que lo he hecho me doy cuenta de que realmente todo eso lo extraño muchísimo jaja: A pesar de que es un proceso bueno, bonito, que me está ayudando a crecer como persona, me he dado cuenta que en el pasado no valoraba muchas cosas y que en parte quisiera volver a tener... pero ya no es posible.
Mi mamá está por sobre muchas de esas cosas. Para mi mala suerte, ahora que no la puedo ver diariamente es cuando más falta me hace, más dudas tengo, me enfermo terrible más seguido... ¿Así es como funcionan las cosas? ¿O será que realmente tengo mala suerte? /u\

A veces me siento muy pequeña, se que tampoco soy una persona ya mayor, no tiene mucho tiempo que saqué mi INE pero, me pongo a pensar que desde hace unos meses llevo haciendo prácticamente todo yo sola y muchas veces siento que sigo siendo una niña pequeña, que yo no debería ir de aquí para allá sola, pero lo hago.

Esa es la parte en la que me doy cuenta que sigo creciendo, y que muchas personas de mi edad tienen días cien veces más complicados y mucho más trabajo que yo. Es en ese entonces, cuando me pongo nostálgica por cosas que a este punto son pequeñitas, cuando se que debo estar muy agradecida por lo que tengo. Valorar cada persona, cada instante, cada comida, cada gota de agua, cada lluvia, cada oportunidad que tengo para despertar un poco más tarde, cada sonrisa, cada buena acción por más pequeñita que sea, cada segundo. Todo.

Si esto de cualquier manera va a terminar, quiero terminar satisfecha, sabiendo que lo tuve todo.